PARA ELEVAR LA SEGURIDAD

Para elevar la seguridad de los ascensores, entendida como la máxima reducción posible de riesgos o peligros, la primera condición es que la calidad no descienda. ¿Queremos que esa pretensión sea más que un buen propósito y no esté librada sólo al denodado esfuerzo de los conservadores en un contexto de persistente inflación de costos?

NI SE TE OCURRA SALIR POR TU CUENTA

Si quedaras atrapado/a en un ascensor (detenido por falla mecánica, interrupción del servicio de energía, problemas de apertura de puertas, o bien porque se hubiesen accionado los mecanismos de seguridad), ni se te ocurra salir por tu cuenta. Tampoco fuerces las puertas interna y externa para destrabarlas o abrirlas.

DE CONSERVAR A MODERNIZAR

La oportuna modernización tecnológica de un ascensor electromecánico no es menos importante que su regular mantenimiento. De hecho, a lo largo de su trayectoria, cuantificada en años de funcionamiento, un elevador fatiga naturalmente sus diversos elementos y dispositivos, aun cuando, en rigor, no comprometiera su vida útil.