DE LOS TRABAJADORES METALÚRGICOS

En el Día del Trabajador Metalúrgico, la Cámara de Ascensores de Córdoba (CAC) eleva un brindis, con el deseo de un futuro promisorio para las mujeres y los hombres protagonistas de una actividad clave en el desarrollo de la economía nacional.

La fecha es oportuna para destacar en particular el esfuerzo denodado de quienes se desempeñan en el sector del transporte vertical, cuya laboriosa performance ha permitido afrontar las dificultades provocadas por la pandemia del coronavirus.

Celebramos las posibilidades que la ciencia, la tecnología y el arte han explorado en la riqueza mineral de modo de transformarla en metales nobles que las técnicas de la metalurgia convierten en productos industriales.

Forjado en las mismas fraguas, el transporte vertical participa de ese formidable potencial, de donde esta fecha es también significativa por su pertenencia e identidad.

Evocamos al laborioso fraile cuyano Luis Beltrán, por cuyo natalicio (7/09/1784) fue instituido este día: sus extraordinarios conocimientos en organización, mecánica y fundición constituyen un legado y un justo motivo de homenaje. Hombre de acción, Beltrán fue (por destacar uno de tantos atributos de su trayectoria) jefe y maestro de artesanos, herreros y operarios de la artillería del Ejército de Los Andes.

Recordemos también, porque sus aportes lo ameritan, al general Manuel Nicolás Aristóbulo Savio, autor del Plan Siderúrgico Nacional.