PLAN DE CONTINGENCIA DE LA C.A.C. ANTE INCONVENIENTES POR CORONAVIRUS

Las empresas asociadas a la Cámara de Ascensores de Córdoba (C.A.C.) acordaron elaborar un plan de contingencia conjunto para garantizar la continuidad de los servicios que brindan en el caso de que la actividad se viera restringida a causa de un eventual brote masivo de Coronavirus. Las medidas preventivas tendrán en cuenta no sólo las situaciones riesgosas para la salud que podrían producirse en distintos edificios donde los ascensores movilizan a diario a miles de personas, sino también entre el propio personal de cada firma que, ante inconvenientes en los elevadores, deben acudir para proporcionar asistencia técnica.

A ese respecto, se instrumentarán rigurosos recaudos entre los técnicos de instalación y mantenimiento, apelando a todas las medidas y disponiendo de todos los elementos pertinentes indicados por los profesionales de la salud.

En ese orden, si se registraran limitaciones de personal porque hubiesen contraído la enfermedad, las empresas de la Cámara coordinarán trabajos en sinergia como procedimientos de emergencia (por ejemplo, para auxiliar a personas atrapadas en la cabina o reparar un equipo fuera de servicio, si se tratara del único en el edificio), de modo de apoyarse mutuamente y asegurar las prestaciones en tiempo y forma.

Por lo demás, la C.A.C. elevará a las autoridades municipales la recomendación de que no se usen los ascensores o se los desactive temporariamente para que no puedan ser utilizados en el caso (no deseado pero que, en términos epidemiológicos, no se puede descartar del todo) de que fuera necesario instar a la población a que no salga de sus viviendas y/o departamentos.

Los alcances del plan de contingencia serán revisados y evaluados permanentemente por los integrantes de la Cámara, bajo asesoramiento de médicos especialistas, de acuerdo con la evolución de los acontecimientos y en consideración de los pedidos formulados por las autoridades sanitarias de la Provincia.