ESPERAR, SIN DESESPERAR

Por apaciguar la ansiedad, calmar la impaciencia o disipar el temor de permanecer atrapado/a en el interior de un ascensor que se haya detenido por motivos ajenos a tu voluntad, no cometas imprudencias adicionales a los riesgos que implica esa situación de encierro, sea que la máquina cesara su marcha a la altura o en desnivel de la puerta exterior.

NI SE TE OCURRA SALIR POR TU CUENTA

Si quedaras atrapado/a en un ascensor (detenido por falla mecánica, interrupción del servicio de energía, problemas de apertura de puertas, o bien porque se hubiesen accionado los mecanismos de seguridad), ni se te ocurra salir por tu cuenta. Tampoco fuerces las puertas interna y externa para destrabarlas o abrirlas.