CÓMO USAR EL ASCENSOR, SIN EXPONERTE AL CORONAVIRUS

El ascensor es un espacio público, cerrado y de poca ventilación. Cada vez que necesites utilizarlo, adoptá las siguientes medidas preventivas para no exponerte al coronavirus (Covid-19) y reducir el riesgo de contraerlo. La solidaridad y la conciencia son nuestra principal defensa.

DE LA CABINA BIEN CONSERVADA

De las diversas tareas contempladas en el mantenimiento de un ascensor las que conciernen a la cabina deben considerar, en términos básicos, verificación de su funcionamiento, ajuste de sujeción, guiadores inferiores, deslizamiento sin roces ni excesivo juego en guías superiores e inferiores, apertura y cierre de puertas, limpieza de sus pisaderas, revisión de todos los pulsadores, iluminación y alarma de emergencia, llave o botón de parar; reparación de averías y sustitución de componentes desgastados, entre otras cosas.

QUE NADIE TRATE DE SALIR POR SU CUENTA

Si un ascensor se detuviera por falla mecánica, interrupción del servicio de energía o problemas de apertura de puertas, lo más seguro para el usuario «atrapado» será permanecer en la cabina, esperando la asistencia de personal especializado para que lo auxilie.

NO COMETAS IMPRUDENCIAS

¿Qué hacer si, de pronto, un ascensor se detuviera por motivos ajenos a tu voluntad y quedaras encerrado/a en su cabina? En primer lugar, no cometas imprudencias adicionales a los riesgos que implica esa situación, no ya sólo si la máquina cesara su marcha en desnivel respecto de la puerta exterior sino también si quedara inmóvil en la misma altura.

ESPERAR, SIN DESESPERAR

Por apaciguar la ansiedad, calmar la impaciencia o disipar el temor de permanecer atrapado/a en el interior de un ascensor que se haya detenido por motivos ajenos a tu voluntad, no cometas imprudencias adicionales a los riesgos que implica esa situación de encierro, sea que la máquina cesara su marcha a la altura o en desnivel de la puerta exterior.

NI SE TE OCURRA SALIR POR TU CUENTA

Si quedaras atrapado/a en un ascensor (detenido por falla mecánica, interrupción del servicio de energía, problemas de apertura de puertas, o bien porque se hubiesen accionado los mecanismos de seguridad), ni se te ocurra salir por tu cuenta. Tampoco fuerces las puertas interna y externa para destrabarlas o abrirlas.