UNA MÁQUINA ENTRAÑABLE

Día del Ascensor… Con ser un producto tecnológico, la máquina en sí no podría experimentar reconocimiento alguno. Sin embargo, celebramos en cada equipo (entrañable para fabricantes, instaladores y conservadores, para cada técnico apasionado por su oficio) lo que representa respecto de la actividad empresarial nucleada en cámaras y asociaciones de todo el territorio nacional.

NO TRATES DE SALIR POR TU CUENTA

En cuarentena o sin ella, si un ascensor se detuviera por falla mecánica, interrupción del servicio de energía o problemas de apertura de puertas, lo más seguro para el usuario «atrapado» será permanecer en la cabina, esperando la asistencia de personal especializado para que lo auxilie. Tratar de zafar, a riesgo de accidentarse, implica exponerse a lesiones y, más allá, a la fatalidad. En esas circunstancias, por difícil que sea tolerar la ansiedad, la impaciencia y a menudo el pánico que suele provocar en algunas personas la desagradable situación de encierro, lo aconsejable es aguardar el rescate por técnicos idóneos en el tema o bien por los bomberos, preparados para atender este tipo de emergencias.

CORONAVIRUS: ES MEJOR SUBIR O BAJAR POR LAS ESCALERAS

Como medida preventiva para reducir la probabilidad de exponerte al coronavirus y de contagiarte, evitá en la medida de lo posible el uso del ascensor, un espacio público, cerrado y de poca ventilación. Si podés subir o bajar por las escaleras, será mejor. El Covid-19 perdura activo durante considerable tiempo en pasamanos, manijas de puertas y botoneras.

CÓMO USAR EL ASCENSOR, SIN EXPONERTE AL CORONAVIRUS

El ascensor es un espacio público, cerrado y de poca ventilación. Cada vez que necesites utilizarlo, adoptá las siguientes medidas preventivas para no exponerte al coronavirus (Covid-19) y reducir el riesgo de contraerlo. La solidaridad y la conciencia son nuestra principal defensa.

NO BASTA CON RESETEAR EL ASCENSOR

¿Un ascensor queda fuera de servicio de manera súbita? Sea cual fuere la causa de su desperfecto, lo más probable es que al conservador responsable se le reclame, sin miramientos, la reposición perentoria del elevador. ¿Y si el aparato se detuviera por un corte de energía, como suele acontecer en días de altas temperaturas o de tormentas eléctricas, que incluso filtran agua hasta en la cabina? ¿Y qué si el incidente hubiese provocado la rotura de partes eléctricas o de protecciones, entre otros elementos?