POR UN TRABAJO EXTRAORDINARIO

La Cámara de Ascensores de Córdoba (C.A.C.) saluda a todos los trabajadores del transporte vertical, destacando la permanente vocación de servicio que los caracteriza. El Día del Trabajador, que se celebra este viernes 1° de mayo, es aún más significativo en 2020, en la medida en que coincide con la pandemia por el coronavirus, una situación excepcional en que los recursos humanos son determinantes y que confirma la observación de Elbert Hubbard: «Una máquina puede hacer el trabajo de 50 hombres corrientes. Pero no existe ninguna máquina que pueda hacer el trabajo de una mujer o de un hombre extraordinarios».

NO COMETAS IMPRUDENCIAS

¿Qué hacer si, de pronto, un ascensor se detuviera por motivos ajenos a tu voluntad y quedaras encerrado/a en su cabina? En primer lugar, no cometas imprudencias adicionales a los riesgos que implica esa situación, no ya sólo si la máquina cesara su marcha en desnivel respecto de la puerta exterior sino también si quedara inmóvil en la misma altura.

DE LA LIMPIEZA EN EL MANTENIMIENTO

Hay quienes la consideran una tarea menor y, por eso mismo, la descuidan, como si no implicara aspectos técnicos relevantes. Sin embargo, la efectiva limpieza de todo ascensor (en particular, la del cuarto de máquinas y elementos allí instalados, el techo de cabina y el fondo de pasadizo) forma parte de un servicio de mantenimiento que se precie.

PARA QUE LA MÁQUINA TRACCIONE

El servicio de mantenimiento de ascensores ha de ser tanto más valioso cuanto más integral. De las múltiples tareas que contempla la conservación que se precie, las que corresponden a la máquina de tracción deben incluir, además de una limpieza exhaustiva, la verificación de su normal funcionamiento, del nivel y estado de aceite (si existen pérdidas y por lo tanto la necesidad de completar el fluido), un control especial y minucioso sobre el desempeño del freno y las condiciones de las cintas (ferodos), particularmente en los equipos con variador de frecuencia.