PARA QUE TODO MARCHE SOBRE RUEDAS

¿Juan debe emprender un viaje en automóvil? Lo más probable es que tenga en cuenta una revisión técnica vehicular, para reducir riesgos de desperfectos mecánicos y de accidentes, de modo llegar -en tiempo y forma- a destino. Es una medida de prevención y de seguridad básica. ¿Juan debe trasladarse en ascensor hasta el vigésimo piso de un edificio y después retornar a planta baja? Si no se trata de un rascacielos de vertiginosa altura, juzga ese viaje como un periplo irrelevante, exento de eventuales incidentes, en el que poco importan las condiciones técnicas del aparato.

OFICIO DE CONSERVADORES

OFICIO DE CONSERVADORES

Y bien: mencionemos sólo una parte relevante de lo que implica el mantenimiento de un ascensor: la verificación periódica del control de maniobras, de la máquina de tracción, frenos, seccionador trifásico, disyuntor, iluminación fija y de emergencia; cables de acero y amarres, mandos y señalizaciones; alarma, matafuegos, sistemas de seguridad y cerraduras electromecánicas; la lubricación de los elementos expuestos a rotación o fricción, la limpieza del cuarto de máquinas, del techo de la cabina y el fondo de pasadizo; el ensayo anual de accionamiento del sistema limitador de velocidad, de las distancias de puesta en marcha de interruptores y límites direccionales… La enumeración podría ser interminable.

CONSERVAR Y MODERNIZAR

CONSERVAR Y MODERNIZAR

La oportuna modernización tecnológica de un ascensor electromecánico no es menos importante que su regular mantenimiento. De hecho, a lo largo de su trayectoria, cuantificada en años de funcionamiento, un elevador fatiga naturalmente sus diversos elementos y dispositivos, aun cuando, en rigor, no comprometiera su vida útil. Mientras ese proceso se desarrolla, el dinámico contexto urbano incrementa las exigencias de confort, calidad y seguridad, en la medida en que aumentan el tráfico y los requerimientos en edificios, se legislan nuevas reglamentaciones y ordenanzas.

ELEVADAS PRECAUCIONES

ELEVADAS PRECAUCIONES

Las elevadas temperaturas pueden afectar el funcionamiento de los ascensores, en la medida en que suelen provocar interrupciones del servicio de energía o bajas de tensión eléctrica. En esas circunstancias, resulta fundamental que los usuarios adopten precauciones en el uso de los elevadores para evitar accidentes o el desagradable encierro de quienes quedan atrapados en la cabina.

TAMBIÉN EL CIELO PODÍA ESPERAR…

TAMBIÉN EL CIELO PODÍA ESPERAR...

Una mujer falleció en un edificio del centro de Rosario cuando cayó, desde el séptimo piso, en el hueco del ascensor. Al parecer, habría intentado salir del aparato, detenido por un corte de energía eléctrica y en cuya cabina quedó atrapada. Presa del pánico, la víctima forzó las puertas del elevador y se precipitó trágicamente. Una vez más, una maniobra inapropiada se cobró la vida de una usuaria.